Piel de Naranja: Anticelulíticos para Piel de NaranjaValoración usuarios



Los anticelulíticos son productos o tratamientos para la celulitis. Las mujeres son las más afectadas por los problemas estéticos de la piel de naranja, ya que tienen más porcentaje de grasa que los hombres. Pero... ¡pensemos en positivo! Hoy la estética, la medicina y la cirugía estética nos brindan un amplio abanico de posibilidades para presumir de piernas atractivas.



Para combatir la celulitis, es conveniente utilizar diariamente una crema anticelulítica de calidad. Las cremas celulitis son especialmente diseñadas para estimular la hidratación, resistencia, firmeza y revitalización de la piel de naranja.

La cosmética anticelulítica tiene en común con la reductora y reafirmante, un objetivo final: mejorar el estado de la piel. Para ello, además de sustancias hidratantes, los productos anticelulíticos incluyen ingredientes reductores como la cafeína, aceites esenciales con propiedades anticelulíticas, algas reductoras de los acúmulos subcutáneos de grasa, y sustancias que favorecen la formación de colágeno y elastina. La aplicación diaria de estos productos es muy importante para combatir la celulitis.

Existe mucha aparatología para combatir la celulitis. Hay que determinar qué tratamiento es el más indicado a cada caso. Una de las mejores noticias es que, tomada a tiempo, sí podemos eliminarla en cabina. Aquí las técnicas más eficaces para reducir la piel de naranja:

• Gimnasia pasiva.
• Radiofrecuencia
• Ultrasonidos

• Cavitación
• Envolturas
• Endermología

• Masajes
• Mascarillas
• Crioterapía

Los tratamientos en cabina son realmente efectivos cuando después del tratamiento de choque se continúa con sesiones de mantenimiento; solo así obtendremos buenos resultados.

• Mesoterapia. Clásico en medicina estética, es la administración intradérmica subcutánea.
• Láseres.
• Infiltraciones de ácido hialurónico.
• Infiltraciones de plasma rico en plaquetas (PRP).

La cirugía es la solución definitiva para eliminar la piel de naranja. Acude a un especialista reconocido.
• Liposucción.
• Liposucción con cirugía láser.
• Infiltraciones.

A pesar de todas las soluciones a las que podamos aspirar, no olvidemos que los primeros cuidados deben de empezar por nosotros mismos: practicando deporte a diario (cardio y resistencia), comiendo sano con el justo aporte de proteínas, moderando el uso de la sal y de los azúcares, y bebiendo al menos 2 litros de agua al día.